Contradicciones en campo abierto

(Texto publicado en Noviembre de 2014 al respecto de los debates del Congreso de Vistalegre de Podemos en apoyo a la teoría de Podemos contra versiones más clásicas de partido).

En un mundo tan complicado no podemos avanzar sin contradecirnos a nosotros mismos. Hemos estado acostumbrados durante mucho tiempo a estar quietos, ocultos en nuestras cuevas, con una coherencia envidiable, desde la que nunca hemos sido capaces de alterar el orden de las cosas. Eramos los más puros, los más limpios, ninguna parte alteraba a la otra, nada tenía una pega. Eramos insignificantes.

Por una vez en la vida tenemos la oportunidad de derrotarles, va a ser duro y tendremos más contradicciones conforme la pelea se torne más complicada e intensa. Pero esto no se puede frenar. No podemos aceptar las exigencias de aquellos que no se sienten cómodos fuera de la oscuridad subterránea, lejos de sus trincheras. La pelea es en campo abierto, no hay certezas, no hay asideros. Los bloques se han roto y hay que ir a ganar, no hay coberturas. El miedo no sirve ahora. Este camino no lo ha andado nadie y vamos a hacernos daño.
La política es contingencia, y lo es sobre todo la que busca cambiar las cosas. Vamos a necesitar de toda nuestra madurez y nuestra inteligencia para sobrevivir. Más dureza, ya que el chaparrón no ha hecho más que empezar.

Por una vez en la vida tenemos la oportunidad de derrotarles, va a ser duro y tendremos más contradicciones conforme la pelea se torne más complicada e intensa.

Los que tienen el poder y lo han disfrutado durante décadas no van a dejar que entremos en su cortijo de repente. Podemos rendirnos a la mínima o podemos seguir avanzando unidos ante la mayor oportunidad histórica que nunca hemos tenido.

Cometeremos errores (los hemos criticado). Como todos aquellos que hacen, nos equivocaremos, pero hay que saber ver lo positivo. Ver el potencial del momento y evitar errores pasados. Enmendar los que hayan ocurrido y ser generosos. Evitemos que aquellos que no hacen nada, y critican a los arrieros desde el arcén, sean capaces de obtener la titulación de la limpieza.

Ser capaces de mirarse de lejos, de manera global y con perspectiva, viendo el balance de la situación, va a ser importante.

No se trata de ti. No se trata de mí. Se trata de nosotros. Si cometemos el error de mirarnos demasiado a nosotros mismos perderemos de vista a los demás.

Si te gusta te invito a pasarte por mi Twitter.

Anuncios

Un comentario en “Contradicciones en campo abierto”

Los comentarios están cerrados.